NUESTRO FUTURO, NUESTRA LUCHA

Hace unos días que circula por distintas redes sociales un comunicado y distintos videos de los trabajadores de la línea aérea Delta. Investigando un poco sobre el origen de esto pude acceder a la página web http://www.ourfutureourfight.com/ . Dicha página fue creada y desarrollada por los propios trabajadores de la línea aérea, con el fin de concientizar a todos los trabajadores de la compañía sobre el avance de Emirate, Qatar y Etihad en el mercado aéreo estadounidense. En la página podrán encontrar diversos videos que explican que pasa si estas líneas aéreas, llamadas también en la página como las líneas aéreas del Golfo, siguen ganando mercado a costa de una guerra de tarifas.

us-vs-gulf

Esto me lleva a reflexionar sobre los tiempos que corren y como todo a la larga o a la corta entra en una especie de revisionismo. También, me hace pensar sobre la revolución aeronáutica que anunció el gobierno. A veces creo que en Argentina vivimos a contra corriente con las ideas del mundo o como diría el chavo “llegamos tarde a la repartija de ideas”. Primero, para hablar de “Revolución” es poner una vara muy alta a una política, sobre todo si lo comparamos con los grandes hitos de la aviación desde el vuelo de los Wright. En segundo lugar, una revolución debe marcar mucho más que un cambio sustancial en la estadística de pasajeros, una revolución debe generar un cambio hacia adelante, hacia el futuro. Una revolución no es mejorar los aeropuertos, esos es un deber y una obligación de las autoridades y del concesionario. Una revolución no es saturar el mercado aerocomercial de Low Cost.

La “Revolución” es, cuando Aerolíneas Argentinas vuelva a ser lo que era y no le tengo miedo a que me llamen “setentista”, “romántico” o “antiguo” porque Aerolíneas es mía, tuya, nuestra, de todos nosotros. Quiero que me represente acá y en todo el mundo. La “Revolución” es, cuando dejemos de privilegiar a los de afuera por encima de los de adentro. “Revolución” es, cuando FADEA desarrolle aviones nacionales desde cera hasta su producción. “Revolución” es, cuando entendamos el impacto económico y en la generación de empleo (directo e indirecto) que genera Aerolíneas y Andes en las economías regionales. Una vez que entendamos todo esto, recién ahí estamos en condiciones de generar una verdadera “Revolución” y no una mera mejora en los datos.

Celebro la iniciativa que los trabajadores de Delta llevan adelante, celebro que tomen conciencia sobre los efectos negativos de la liberalización (si señores no todo lo que brilla es oro) y celebro que muchos vean que hasta el mercado aeronáutico más grande del mundo a veces se vea afectado por su propio remedio o receta. Esto que hoy hace Emirate, Qatar y Etihad alguna vez lo hizo Delta o American Airlines en otros mercados y a otras líneas aéreas.

OUR FUTURE OUR FIGHT

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *