Dubrovnik la Perla del Adriático

Cuando piensas tu viaje a Europa, seguramente se te viene a la mente los clásicos destinos como Roma o París, y en realidad a mí también, al comienzo de armar mi viaje. Pero a mitad de camino surgió Croacia como una posibilidad que llamaba mucho mi atención, y una ciudad en especial: Dubrovnik, también conocida como “ La perla del Adriático” por su inigualable belleza, historia, playas y arquitectura , esta que supo fundir en ella su antigua historia, una mezcla de Bizancio con Venecia y el imperio romano y que mágicamente aún conserva, habiendo pasado por invasiones, terremotos y la guerra por la independencia Croata.

Un poco de historia

Declarada como Patrimonio de la Humanidad desde 1979 por la Unesco, ésta pequeña ciudad amurallada tiene un cúmulo de historia a sus espaldas digna de una serie o película. Lo paradójico es que con el tiempo lo fue; sirvió como locación para una serie, la afamada “Game Of Thrones”. Dubrovnik es ahí la famosa y poderosa ciudad imaginaria de  “Desembarco del Rey.”

Sus inicios se remontan al siglo VII dc, donde era apenas una mínima isla que sirvió de asentamiento para una tribu Irilica que escapa del imperio otomano. De a poco fue creciendo y en el siglo IX fue invadida por el imperio bizantino que, como dije anteriormente, dejó rastros en su arquitectura que aún hoy se mantienen en pie.

Luego llegó la dominación  de la entonces imponente República de Venecia, hasta que Dubrovnik supo aprovechar esta influencia convirtiéndose en una de las ciudades marítimas de mayor importancia en el mediterráneo logrando así su ansiada libertad que mantuvo por siglos.

Luego a ser tan importante que incluso compitió con Venecia en temas de comercio marítimo. Sus famosas murallas de 25 metros de alto, 5 metros de ancho y 2 kilómetros de extensión, que rodean toda la ciudad la protegían de invasiones.  Gracias a su exquisita diplomacia se mantuvo neutral y libre de toda invasión, pero no la libró del gran terremoto de 1637 donde gran parte de la ciudad quedó destruida. Sin embargo pudo reconstruirse  y lo que otrotra era una pequeña isla fue adherida al continente rellenando el espacio de mar que la dividía y esa división es lo que se conoce como la Calle mayor. Así que cuando camines por ella sabrás que estás caminando en lo que antes era puro mar adriático.

Sin embargo la peor pesadilla de Dubrovnik, vendría el 6 de diciembre de 1991, en plena guerra por la independencia de Croacia de la ex Yugoslavia comunista, esa que supo crear el general Tito pero que a su muerte florecieron viejos rencores y diferencias entre cada una de las repúblicas que la formaban.

Ese día la maravillosa perla del adriático quedó bajo fuego, bombardeada, desapareciendo lo que se consideraban “Obras Maestras de la Humanidad” y fue declarada como Patrimonio Mundial en peligro por la Unesco. 

Más de 20 años han pasado y como no podía ser de otra manera volvió a resurgir en todo su esplendor. Actualmente es visitada por más de 10 millones de turistas al año. Su calle mayor está repleta de vida y las vidrieras de sus comercios (que datan del siglo xv) llenas de souvenirs, pastelería y curiosidades de Croacia.

La ciudad tiene cinco entradas. Una vez que traspasas su interior, funciona mágicamente como una máquina del tiempo que te transporta al medioevo.

Qué hacer en Dubrovnik

Recorrerla, sus intrincadas callejuelas, sus interminables escaleras y su arquitectura suspendida en el tiempo serán deleite para tus sentidos. Consejo: Alquilar un auto no te servirá de nada en Dubrovnik. La mayoría de las calles son muy angostas, tienen muchas escaleras y no hay tránsito vehicular salvo en la periferia. Por lo tanto, camina y descubrirás cosas increíbles.

Recorrerla desde arriba. Se puede pasear por sobre las murallas que rodean la ciudad con vistas increíbles al Mar Adriático (2hs aproximadamente), Dubrovnik y sus tejados naranjas, los barcos en ese mar turquesa que golpea en sus fortalezas, un paseo obligado.

Visitar el Monasterio franciscano del Siglo XIV, donde también se encuentra la Farmacia aún en funcionamiento más antigua de Europa que data de 1317, ya que Dubrovnik fue una de las primeras ciudades europeas en brindar asistencia médica y medicinal gratuita del mundo. Allí encontrarás un tesoro de siglos e incluso podrás llevarte un souvenir.

Tours: Tours de las locaciones de “Game of Thrones”. Si sos fanático de la serie seguramente querrás sacarte una foto en cada una de las locaciones. Hay muchos de ellos y podrás encontrarlos fácilmente.

También puedes visitar Dubrovnik City shop – IRON THRONE, una tienda de objetos dedicada a la serie que tiene una réplica del famoso Trono de Hierro en donde te podrás sentar sosteniendo la espada del Rey y porsupuesto sacarte una foto. Dirección: Boškovićeva 7 (od Buže) en la tercera entrada a la ciudad amurallada.

Otras de las actividades famosas de Dubrovnik, son las excursiones y paseos en Kayak. Lo interesante de esto es que desde el Mar tendrás una perspectiva mucho más imponente de la ciudad y sus murallas.

Playas: si vas en verano inevitable será disfrutar de sus playas maravillosas de ese adriático turquesa y cristalino.

Banje es la más accesible de todas, ya que se sitúa a dos pasos de la Puerta de Ploce cerca del puerto viejo pero toda la ciudad se encuentra rodeada de ellas. Eso sí, vete preparado para estar rodeado de mucha gente.

Gastronomía: mi recomendación es probar una comida típica del lugar, ellas serán a base de mariscos, peces y verduras. EL aceite de oliva es el rey ya que Croacia es una gran productora de este aceite con plantaciones de olivares por todo el país. Otra recomendación que si bien es  típica de la zona de Istria (mucho más al norte de Dubrovnik) pero que se puede encontrar practicamente en muchas ciudades importantes del país es la Trufa blanca. Un verdadero manjar que tradicionalmente viene en forma de pasta muy preciado en la cocina gourmet internacional.

Ah y no dejes también de probar su deliciosa pastelería, te sorprenderás.

Teleférico: Subirás hasta la cima más alta de la ciudad donde podrás contemplarla en toda su extensión y si vas al atardecer tendrás la foto de viaje más hermosa del mundo.

El horario de Verano es de 9hs a 24hs y su precio es de 170kn para subir y bajar los adultos y 60kn los niños de 4 a 12 años. Menores de 4 gratis.

En definitiva podría decir que Dubrovnik es una excelente ciudad para descubrir. Conserva la magia de siglos pasados y te transporta a un mundo medieval, a un puerto antiguo con influencia italiana, con excelente gastronomia, con un mar turquesa de ensueño y con playas rocosas. Rodeada de historia  y de cultura no dejará de soprenderte. Por algo la llaman la Perla del Adriático.

Muchas Gracias Andrea por tú participación en la sección. Aquellos que quieran seguir a Andrea o leerla les dejo aquí sus redes:

Andrea Escobar – TravelFotofografía

Instagram: @travelfotografia

Twitter: @soytravelfoto

Facebook: @travelfotografia

Web: www.travelfotografia.com

Un comentario sobre «Dubrovnik la Perla del Adriático»

  1. Que lugar Andrea!!! Viajas en el tiempo en un cuento! Caminar por esas callecitas y sentir toda esas historias que nos relatas es un paseo único!
    Una aventura hermosa para descubrir.
    Gracias a ambos por compartirlo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *